El burgués gusto por la lectura

0
31
la lectura - xalapo.com

¿Cuántos libros leemos por año? Ud, querido lector, dígame cuánto lee para que yo, pseudo escritor empedernido pueda juzgarlo por todo lo que no lee. Porque este es un país en el que quien lee, de algún modo se cree superior a aquel que no lo hace. En el que mientras más horas de TV acumule a la semana será más idiota respetado, considerado mejor borrego de los medios. Pues lamento amargarle su rato de esparcimiento. Vengo a decirle que leer, escuchar música culta o “clásica” como le llaman los pseudo informados no es razón para sentirse ni siquiera un poquito mejor.

Las palabras rimbomantes con las que nos bombardean los literatos (aunque acertadas en la mayoría de los casos) no representan la mejor idea del lenguaje. El mismo fue creado, nutrido, crecido y fomentado por una razón: el comunicar una idea de la manera más eficiente posible. Si eso se ve truncado (ya sea por el vocabulario o la situación espacio-temporal) lamento decirle que es ud, estimado literato, el que debe adaptarse al momento y el lugar que vive. No siempre es bonito pero le aseguro que de alguna manera podrá entregar su mensaje y seguir adelante con su miserable vida. Si no me cree lo invito a asomarse cualquier día a tuiter (Twitter), que es un perfecto ejemplo de este laboratorio del lenguaje y la entrega a las masas que poco les importan los signos de puntuación, acentuación o incluso una coherente construcción del discurso.

Mi argumento permanece, la Elocuencia como madre de todo discurso es lo importante en este y todo momento. No sólo para escritores, sino para artistas de toda índole, incluso aquellos que practican las nuevas y apócrifas artes del diseño, la publicidad, mercadotecnia, radio, tv, redes sociales y básicamente cualquier actividad que pueda ser llevada al grado de disciplina y convertida en arte por mérito propio.

Quiero también aprovechar para hacer conciencia en las ideas aparentemente viejas. La edad no significa descalificación de la misma, existe una absurda cantidad de ideas que siguen vigentes y que nosotros, por la moda de desechar lo viejo para abrirle paso a lo nuevo, hacemos menos a éstas que son imperecederas. Hagamos un esfuerzo por salir de la fuerte programación mediática que recibimos día con día y vayamos a los orígenes, pues es sorprendente la cantidad de propuestas que llevan siglos por ahí rondando y que son posibles de realizar apenas hoy, con nuestra tecnología y comprensión del mundo.

Si no me creen escuchen con la mente descansada (abierta a nuevas ideas y fresca de todo lo que ronda día con día) las sonatas y partitas de J. S. Bach para violín solo con Isabelle Faust. Pueden hallar este material en iTunes, Google music, Spotify o incluso en YouTube. No incluyo links porque los creo lo suficientemente grandecitos como para buscarlo.

Hasta la próxima, a menos que el destino me alcance.

Comentarios

comentarios