Canniguía para el Fin del Mundo.

0
46
Fin del Mundo - xalapo.com

El Fin del Mundo


No parezco la clase de persona que tiene un plan pero a veces sí. Este es mi cuarto o quinto fin del mundo, desde que recuerdo, sobrevivimos al Y2K y al 2012. Mi primer fin del mundo fue en 1981, un evangelista norteamericano lo pronosticó sin éxito. Cuando estaba en sexto grado, un amigo que era de una familia que practicaba alguna forma loca de cristianismo, me mostró un folleto que indicaba la fecha y hora del Gran Rapto, sucedería en 1989  (como corrección al folleto anterior que indicaba que el rapto sería en 1988, pero el evangelista que hizo los cálculos debió corregir porque el universo, aparentemente, tiene reglas impredecibles)(?).

Seré franco, en el año 2000 sí llegué a pensar en la posibilidad de que mi horno de microondas quisiera estrangularme o hacerme cosas indecibles por el error Y2K.

No parezco la clase de persona que tiene un plan pero sí tengo algunas reglas para el fin del mundo:

1.Asegurarse de que ahora sí es el fin del mundo. No es difícil saberlo, uno lo sabría ya porque le está costando respirar o porque, básicamente, todo mundo se está muriendo. Otras señales son:

-Se abre la tierra formando un gran río de lava

-Aparece Jesucristo con un ejército paramilitar

-Los muertos se levantan de las tumbas (los cremados salen volando y tú respiras sus cenizas)

-Una nave extraterrestre destruye la Casa Blanca (la de Estados Unidos)

2.Identificar qué clase de fin del mundo es. Según la única ciencia de la predicción que sí sirve, la ciencia ficción, el fin puede llegar en la forma de:

-Rebelión de las máquinas: Saque su dinero del banco porque las máquinas se lo van a robar. Tu celular va explotar mientras tratas de enviar esa cadena por WhatsApp de #PrayForHumanity. Imagínese, si ya le cuesta trabajo configurar su teléfono ¿qué le hace pensar que sobrevivía en una pelea mano a mano con él? Protip: Sea generoso(a) con los extraños que podrían ser su propio padre del futuro enviado por usted mismo para salvar a la humanidad.

-Virus Letal: En este hay pocas posibilidades de que sobreviva la gente enfermiza. Los veganos y gente no vacunada tampoco tendrán muchas esperanzas. Protip: Coma muchos tacos en la calle, los anticuerpos que genere podrían salvarle la vida en un escenario de fiebre supermegaporcina.

-Inavasión alienígena: Todo mundo sabe que los extraterrestres son enfermizos. Seguro los matará la clamidia o algo.

-Guerra global/Crisis ambiental: Esta es la forma más estúpida de fin del mundo porque básicamente la provocamos nosotros mismos. Si es nuclear sólo sobrevivirán las cucarachas, chabelo y los chocolates Larín.

-Armagedón: Para sobrevivir en esta versión sólo debe aceptar al bando ganador como su salvador personal y listo.

-Vampiros/nahuales/zombis: El fin de la humanidad que más de moda ha estado en los últimos tiempos. Verá, los zombis son estúpidos pero la gente es más estúpida aún, tenga a la mano un bat y tenis.

3.Despedirme siempre. Uno siempre piensa ¿a quién llamaría en el fin del mundo? y está bien, pero si en condiciones normales, la Red Telcel no sirve para un carajo, imagínese cuando 90 millones de mexicanos quieran llamar a su mamá para cantarle ‘Amor Eterno’ de Juan Gabriel. Yo me despido siempre de la gente, les digo cuánto los quiero porque, bueno, mañana podrían ser zombis y tendría que pegarles con mi bat.Fin del Mundo - xalapo.com

4.Rece. No importa que usted sea ateo. Mire, la religión es, en esencia, un volado para el más allá, no sea orgulloso, rezar le podría garantizar una o dos vidas más con, no sé, cien mil vírgenes.

5.Como en todo desastre, es necesario acordar un punto de encuentro pero, obviamente no elegiría mi casa, un centro comercial con supermercado podría salvarnos la vida. Aunque claro, antes tendría que pasar a recoger ametralladoras de alto calibre. También hay que conseguir agua, enlatados, penicilina, un motor eléctrico, un automóvil todo terreno blindado, un bat de béisbol, un perrito y, dependiendo  de si está uno sólo o no en el mundo, pornografía, la que sea necesaria.

6.Gozarlo todo. Parece obvio, pero no. Para millones de personas, todos los días es el fin del mundo, claro, uno no puede vivir como si fuera el último día de la vida todos los días, pero esta pregunta de Tyler Durden podría hacernos reflexionar: Si supieras que vas a morir ahora ¿estarías contento con tu vida?

Comentarios

comentarios