Conectados, pero solos

0
35
Conectados, pero solos - xalapo.com

Conectados, pero solos

By Susana Córdova


Solo tú, solo aquel, sola yo, solos todos.

No importa cuántos memes, artículos, fotografías,

reflexiones, quejas y comentarios tengas

en tus redes sociales, la soledad te invade

al final del día. Es un hecho.

 

Muy de prisa y muchas veces compartimos al día

cosas que nos gustan, que nos enfurecen,

que nos desagradan, pero de modo electrónico.

 

Nuestra presencia física se reduce.

 

Cada vez se hace más fácil comunicarnos

a través de gadgets que en un simple café,

triste, pero así es.

 

Adolecemos de la compañía de alguien

con quien charlar varias horas,

sobre el todo, sobre la nada.

 

El miedo a exhibirnos, al rechazo, al decir lo que

pensamos de golpe nos paraliza.

Resulta pues, mucho más práctico expresarnos

con la opción de corregir lo compartido.

 

Allá afuera no puedes editar una sonrisa, un bostezo,

una mirada de hastío, una mueca, una lágrima.

 

¿Ves?

 

Es que estamos conectados las 24, los 7, los 365

pero cada uno detrás de una pantalla

llena de luz refulgente

que jamás, nunca, alcanzará a tener

ese efecto que da un abrazo, vaya,

el mínimo contacto de otro ser humano.

 

Tú allá, yo acá, con poca o

mucha batería en el celular.

 

La soledad electrónica, el mal de muchos,

el mal de estos tiempos.

 

Estamos conectados, pero solos.

Conectados, pero solos - xalapo.com


 

Comentarios

comentarios