En familia, sin Chabelo

0
26

Si ustedes como yo son de esos extraños entes que gustan hacer de estas fechas decembrinas un ritual de cierre de ciclo, entonces entenderán que 4 días antes de la Navidad, 11 antes del año nuevo, todos juntos estaremos (no lo nieguen que así será) frente a la televisión a las 7 am, sintonizando el Canal 2, para cerrar un ciclo que varía de acuerdo a la edad de cada quién, pero que masivamente compartiremos junto con un hombre el final de una época que para él duró 47 años. Este domingo 20 de diciembre será el último programa de Chabelo, y desde que surgió el rumor y se confirmó la noticia muchos adultos (o niños pasados de los 30 años) nos sentimos consternados por el término de un fenómeno nacional que, sospecho y según lo confirman los cuantiosos memes, creíamos eterno. b9d14c60_9421_11e3_91dd_45ce01518de

A mi que me gustan estos chismes de la farándula me llamó poderosamente la atención de la cantidad de reacciones que generó el video de Youtube donde Javier López, caracterizado como Chabelo, confirmaba la salida del aire de su legendario programa En Familia. La gran mayoría expresaba la nostalgia de aquellos años infantiles que ya no volverán, otros más decían que ya era hora, y algunos otros incluso lo cuestionaban por su manera de convertir en consumidores a los niños durante tantos años, como lo plasmó en su cuenta de Facebook el 27 de noviembre el Dr. Raúl Trejo Delarbre, destacado intelectual en temas de la comunicación en México, quien expuso:

“Muchos televidentes cautivos de Televisa se conduelen porque se va Chabelo. La verdad es que su programa ha sido de mal gusto, sin imaginación.

La que hizo Chabelo para Televisa fue una televisión abusiva, en donde los niños no tienen derechos y son considerados como clientes.
La cancelación de los programas del dinosáurico Chabelo y de la insufrible Laura Bozzo no permiten augurar mejor televisión en Televisa. El nuevo perfil de Televisa desdeñará a las audiencias y regateará la pluralidad tanto como el que hemos conocido hasta ahora. No tienen remedio.”

Y si lo vemos desde ese punto, creo que hay algo de razón: la mayoría de nuestros nóveles recuerdos al respecto pueden ser los concursos y las catafixias (mexicanismo que aún no llega a la RAE pero que sólo alguien que haya vivido en una cueva desconoce), sin embargo nuestra mente se va de inmediato a las marcas de comida, de juguetes, de golosinas e incluso hasta de muebles que conocimos de pequeños y que de alguna fría y malévola manera nos moldeó ciertos hábitos de consumo en este terrible mundo capitalista.

Hay un chorro de lecturas respecto a la salida de este hombre de las pantallas matutinas: contexto económico, el apagón analógico, y quiero creer que hasta situaciones de índole personal entre López Rodríguez y Azcárraga Jean, a quien jamás mencionó en su video de despedida (más sí a su papá, de quien fue gran amigo), y que durante la entrevista que dio en el año 2013 a Adela Micha refería como “el que trabaja de dueño” de Televisa.

El contexto económico es por un asunto que desde hace un año se supo repercutiría en el esquema del programa En Familia, cuando ciertas medidas legislativas en pro de disminuir el índice de obesidad en México determinaron la restricción de comerciales de comida “chatarra” en las pantallas de televisión. Si ya no podrían anunciarse tantas y tantas pecaminosas golosinas, entonces ¿qué vendería? Vale la pena recordar lo que Javier López propuso en 1968, año en el que inició con el programa En Familia que de inicio patrocinó la editorial Novaro gracias a la invitación que Mario de la Piedra, ex Vicepresidente de producción de Televisa, le extendió para ocupar el espacio matutino de los domingos que, según expresó para el programa La historia detrás de mito, le pedían fuera llenado con programación infantil. Recuerda De la Piedra las palabras del conductor:

“Mira, voy a hacer un programa donde voy a hacer regalos, voy a regalar con concursos (…) patinetas, bicicletas, triciclos, y los niños se van a encantar porque van a recibir un premio para contestar preguntas muy fáciles de niños, y yo voy a hablar como niño todas las presentaciones. Voy a ser un maestro de ceremonias de niño para los niños”.

07La estrategia para dar regalos consistiría hasta la fecha en un trabajo de escritorio en el que López buscaba que ciertas marcas y empresas se anunciaran en su espacio, lo que lograba que él se llevara una comisión por anunciarlas, que el programa durara mucho más al evitar la entrada de espacios publicitarios impuestos por la empresa, y que Televisa tuviera con eso una de sus mayores entradas de dinero, pese a ser una de las escasas producciones a las cuáles se les permitió trabajar bajo ese esquema. Es por ello que los lineamientos emitidos en 2014 contra la comida chatarra de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios) influyeron en mayor o menor medida para que esto ocurriera, ya que esas marcas eran las que más espacios pagaban en el programa.

El asunto del apagón es mucho más complejo pero que también se relaciona con lo que el IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) planteó en un estudio realizado a principios de este año sobre la programación infantil en México, que demostró el ya de por sí notorio desinterés de Televisa respecto a este nicho. Los niños no interesan como público.

Y el asunto personal es a lo que yo le apostaría mucho más. Les digo, me encanta esto de las intrigas corporativas, y me queda claro que desde que Emilio Azcárraga Jean asumió la presidencia de Televisa quiso acabar con todo lo que oliera y le recordara a su siempre ausente padre. Toda una telenovela donde el hijo asume el poder pero odia con todas sus fuerzas al que se lo dio nomás por un acto de remordimiento consumado. Todas las grandes figuras de la época del Tigre se habían ido, por alguna u otra razón, pero aún quedaba pendiente Chabelo, y en el contexto de una nueva era donde será imperante competir con nuevos contenidos, quedó muy cómodo decirle al intérprete de “Adiós Superman… bye, bye, bye, bye”. Lolita Ayala, tiembla, porque eres la única cara que falta por quitar de las pantallas de la nueva (y no por eso mejor) Televisa.

Sin embargo Chabelo como personaje ha sido mucho más que En Familia. Su longevidad la debe a ese programa, pero el niño de 13 años que antes de serlo fue estudiante de medicina y floor manager de Televicentro, nació en el programa Carrusel musical con su padre artístico, Ramiro Gamboa (después nuestro entrañable Tío Gamboín); tuvo un espacio radiofónico titulado La media hora de Chabelo; fue la imagen de Pepsi durante algunos años; apareció en más 30 películas (¿acaso no recuerdan la saga de Chabelo y Pepito contra cualquier enemigo telúrico que se les pusiera enfrente?); 30 discos (no voy a aburrirlos pero mi favorita era la de los Palitos parejitos y la del conejito que mató a un cazador con un fusil… chale); y memorables apariciones en programas de comedia más bien pensada para adultos como La criada bien criada, El show del Loco Valdés, y por supuesto, La carabina de Ambrosio. Es más, hasta prestó su voz al espantérrimo personaje Trent Boyett de la satírica animación Southpark, que hizo su aparición en el capítulo Preescolar de la octava temporada.

chabelo8
Da click en la imagen para ir al capítulo

Lo cierto es que los domingos seguirán siendo los días de estar en familia, pero ahora sin Chabelo. Y no creo que eso lo deje sin futuro. Algunos periodistas incluso lo animan a que regrese a la comedia para adultos y me parece que es lo menos descabellado que puede pasarle a alguien que hizo de su personaje un ícono para la niñez de muchas generaciones, pero que en estos tiempos era más seguido por adultos que por los pequeños que ahora cuentan con canales de cable, DVD, Netflix y muchas otras opciones con las cuáles iniciar un domingo que con una persona que no les permite la menor identificación.

Sin embargo Javier López y su Chabelo han escrito su propia historia pero también la de una empresa, la de una época de las telecomunicaciones y los modelos de negocio, y la de muchas generaciones que, seguramente, estaremos ahí frente a la televisión el próximo domingo 20 para cerrar un ciclo colectivo de 2 mil 463 emisiones, en una especie de ritual que durará 90 minutos y que sellará aquellos tiempos de las Avalanchas, los triciclos Apache, los refrescos Chaparrita, los juguetes Ensueño, las golosinas de Sonrics, Ricolino y Marinela y por supuesto, los Muebles Troncoso, entre muchos otros.

Los cuates de provincia sin duda te extrañaremos… ¡Hasta pronto, Chabelo, esperamos verte en otras pantallas!

@pochacas

10660171_1485620111715563_45780576028742003_n

 

Algunas referencias:

http://www.milenio.com/firmas/fernando_mejia_barquera/Nueva-ley-Chabelo_18_639716064.html

http://www.vanguardia.com.mx/articulo/chabelo-pudo-no-haber-existido

http://nofm-radio.com/2015/11/8-cosas-que-no-sabe-de-chabelo-se-van-a-sorprender-cuates/

https://youtu.be/kpkjJd6Q1rw

http://www.sinembargo.mx/opinion/01-12-2015/42054

Comentarios

comentarios