LA VISIÓN LIMITADA DE LOS FUNCIONARIOS DE TRÁNSITO Y SEGURIDAD VIAL DEL ESTADO DE VERACRUZ.

0
104

Mucho está dando de qué hablar en todo el estado de Veracruz, el nuevo Reglamento de la Ley de Tránsito y Seguridad Vial para el Estado de Veracruz, la mayoría de las críticas son negativas y se concentran en el tema de las infracciones a automovilistas, como si la movilidad motorizada fuera el eje prioritario y el más afectado dentro de la cadena. Solo algunos pocos nos empeñamos en defender los derechos de los más vulnerables: los peatones; para quienes se marcan también obligaciones y sanciones absurdas, ya comentadas en mi texto anterior y en otros textos como el de Claudina de GyvesRoberto Remes y dérive LAB.

Ante tantas opiniones contrarias, el grupo Televisa Veracruz a través de su programa Foro, presentó el pasado jueves 02 de Julio, una emisión especial con invitados del gobierno estatal para abordar el tema de dicho reglamento. Los invitados del programa fueron:

Edmundo Martínez Zaleta – Director de Tránsito y Seguridad Vial del Estado

Juan Antonio Nemi Dib – Secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública

Tonatiuh Pola Estrada – Diputado local por el Distrito XXI. Veracruz II

rtysv2 (1)

Entre los comentarios mas contradictorios del programa, destacan los realizados por el Lic. Martínez Zaleta, al mencionar que no estará prohibido que las personas en estado de ebriedad intenten abordar un taxi. Sin embargo el reglamento en cuestión señala en su Art. 144 fracción VI, que esta prohibición sí aplica cuando la persona manifieste completo estado de ebriedad.

rtysv1

Lo anterior deja al juicio de los conductores de taxis la decisión de brindar el servicio de acuerdo a lo que ellos consideren con personas que presenten aliento alcohólico o señales de embriaguez, ya que no hay manera de saber el grado de ebriedad de una persona sin el respectivo examen químico o sanguíneo.

Así que a pensárselo dos veces al salir a convivir e ingerir un par de copas, porque como bien se señala en el mismo reglamento, no se debe conducir un automóvil al haber ingerido bebidas alcohólicas; sin embargo ahora también estará sujeto al criterio del conductor de un taxi el hecho de poder trasladarse en su unidad si se presentan condiciones de ebriedad, ¡y lo que es peor!, el Art. 273 fracción XII también señala como prohibido el tránsito de peatones por banquetas o superficie de rodamiento en dichas circunstancias. Lo que parecería sensato si se considera que algunas personas y dependiendo del estado de ebriedad en que se encuentren, pierden total control de su su sistema motriz, resulta totalmente opuesto a la política de fomentar la movilidad a pie y bajarle al uso del coche.

Deberían de crearse programas de apoyo por parte de tránsito para que los fines de semana brinden vigilancia y seguridad vial a quienes acostumbran a salir por un par de bebidas alcohólicas y no cuenten con un conductor designado o en caso de que los taxistas les nieguen el servicio, entonces se les permita, apoye e incluso gratifique el traslado caminando o en bici.

Buscando el lado positivo, si es que se puede, probablemente esta medida contribuye a reducir el tránsito de personas en estado etílico por las calles, si ésto es lo que se pretende; siendo muy optimistas, lo mejor que pueden hace aquellas personas que se pasen de copas, es quedarse en el lugar donde se encuentran bebiendo hasta que se les pasen los efectos del alcohol, porque es muy poco probable que baje la tasa de consumo del mismo entre las personas si no se ofrece una mejor educación desde casa, una mejor difusión del tema en escuelas, y además ampliar las opciones de entretenimiento de la sociedad hacia actividades más sanas.

Por otro lado, otro de los comentarios más errados, es el que hizo el Lic. Nemi Dib, mencionando que el nuevo reglamento tiene una clara vocación preventiva, que se trata de un ordenamiento legal que incluye por primera vez una clara política de educación vial; ello de manera previsora ante el incremento de automotores que cada día son mas baratos y resultan un artículo de primera necesidad para las personas; razón por la cual asumen que el tránsito automotor en lugar de disminuir va a aumentar y hay que enseñar a los peatones cuáles son sus deberes para proteger sus vidas.

¡Qué comentario más desatinado!

Una política eficaz de movilidad urbana sostenible, busca incentivar el tránsito no motorizado, sea a pie o en bici y desincentivar el uso del automóvil particular ofreciendo también un sistema de transporte público colectivo que sea eficiente, cómodo, accesible, entre otras características que lo conviertan en una opción deseable para trasladarse; enfoque que evidentemente en la Dirección General de Tránsito y Seguridad Vial del Estado no logran comprender.

¿Como para cuándo contaremos en los distintos niveles de gobierno de Veracruz, con departamentos de tránsito, seguridad vial y transporte que incluyan especialistas o asesores en movilidad urbana, y no solo políticos hablando de temas para los que no están adecuadamente preparados?

[embedvideo id=”ufGjODt1ARY” website=”youtube”]

Comentarios

comentarios