Otra vez la mula al trigo

0
32

El entretenimiento es uno de los principales gastos que tenemos como seres humanos. De manera constante buscamos aquello que nos brinda satisfacción, distracción, ocupación, diversión o cualquier otra forma de pausar los deberes diarios, la rutina, “la vida adulta”.

Desde infantes nos ocupamos en jugar, soñar, imaginar, etc. Nuestra vida entonces es juego, entretenimiento todo el día, para el cuerpo, la mente, todo nuestro pequeño ser.

Los que no crecimos con la televisión lo hicimos con la radio, el teatro, el cine, los libros, la ventana de la sala o algo parecido, y esto nos ha marcado de tal manera que independientemente la edad que tengamos, seguimos repitiendo patrones a los que damos el nombre de educación.

Me encantaría ser un poco más optimista y seguir hablando de la educación, del entretenimiento y demás pero hay que hablar lo que hay que hablar.

¿A quién no le gusta el cine?wilma_Columbia

Xalapa, como muchas otras ciudades, cuenta con no tan diversos establecimientos de la industria cinematográfica. Sin embargo, las tarifas se han inflado poco a poco a lo largo de los años hasta llegar a ridículas proporciones.

En la actualidad la experiencia del cine se ha transformado en algo más que sentarse a ver una película, se ha convertido en un fenómeno social y cultural, en motivo de adoración para unos y en práctica cuasi religiosa para otros.

El ritual de ir al cine nos une si no a todos, a la mayoría. Y es que dicho ritual ya no consiste en un simple boleto, incluye muchas veces palomitas, nachos, refresco, dulces, crepas, malteadas, papas, y un sin fin de productos “relacionados al cine” que casualmente se acomodan más a bolsillos amplios y carteras generosas.

Como hace unos días comentaba de manera muy sensata Bir Kaur en “Con o sin palomitas” los precios del cine en Xalapa van de los 71 a los 159 pesos, esto no debería sorprendernos si estamos acostumbrados a pagar casi el doble de la media nacional, pues resulta que ni en grandes ciudades, ni en “metrópolis en desarrollo” como Xalapa, Puebla, Villahermosa, Morelia, ni en pueblos pequeños, rancherías, zonas conurbadas, colonias independientes, suburbios o incluso la selva tienen semejantes precios.

Según CANACINE, la media es de 46.71 pesos (al 31 de diciembre de 2014). CANACINE, así mismo, ha declarado que en el 2014 tuvimos un aumento del 1% en el precio de los boletos de cine a comparación de las tarifas en 2013. La pregunta que me surge es si en Cinépolis Xalapa no saben qué quiere decir 1%.

No pienso aburrirles más tirando listas o gráficas de precios pero sí diré que estamos hablando de una diferencia relevante comparado con el Distrito Federal o demás sucursales en el resto del país. ¿A dónde vamos a parar? ¿Por qué permitimos estos abusos?

Voy más allá de quejarme y quiero respuestas. ¿Acaso Cinépolis no rinde cuentas a los usuarios?

@mentedominguera

Comentarios

comentarios