¿Por qué podría ganar de nuevo el PRI? (Rant)

0
33
PRI Veracruz - xalapo.com

Casi todos habríamos pronosticado una escandalosa derrota del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz. No será así. Algunos culpan a los medios de comunicación, los grupos empresariales y sindicales desorganizados y francamente yo pienso que el PRI podría ganar porque, poniendo las cosas en su lugar, con el Partido Revolucionario Institucional sólo simpatizan idiotas. Muchos más de los que quisiéramos.

Ya sé que es políticamente inapropiado llamar estúpida a la gente que podría votar (de nuevo como cada año) por el PRI, pero no deberíamos descartar el factor de la falta de inteligencia en esta elección. Esta estupidez (que usaremos indistintamente como sinónimo) abarca a las personas educadas como a las personas que han tenido pocas oportunidades de educación. En primer lugar consideremos que los grupos sindicales y empresariales han fracasado en exigir sus derechos, han sido borrados, desplazados, segmentados, violados metafóricamente. Éstos grupos no han medido la gravedad de mantener su apoyo al mismo partido. No se ve empresario o sindicato que se oponga firmemente a la prevalencia del PRI en el poder.

Por otro lado están los electores. Claramente no todas las personas que votan por el PRI soGüerita que ayuda - xalapo.comn militantes activos, entonces vale la pena preguntarse por qué votarán por el partido de Javier Duarte y Fidel Herrera. En el PRI todo es un chiste, los tuits del gobernador, Héctor Yunes llamándose a sí mismo como “El Bueno”, la “Güerita” que ayuda, las matracas, las porras. Todo es un chiste. Ya casi no queda nadie elocuente en el PRI. Los mensajes del partido son los mismos en todas las campañas (en realidad son los mismos en todos los partidos): “Que ahora sí ya vamos a salir adelante. Que vamos a salvar al Estado. Que viene la salud para todos”. Todos los mensajes son una recitación de buenos deseos, aburridos y huecos, orientados a una audiencia menospreciada que tampoco está muy preocupada en los cómo.

En la elección anterior también parecía un chiste que ganara el rechoncho candidato del PRI con voz aguda. Pero también nos equivocamos. Ya se veía todo colapsar desde hace doce años.

Los otros candidatos tienen como ventaja inicial que no militan actualmente en el Revolucionario (aunque varios lo hayan hecho en el pasado, al elector parece no importarle), al ser de oposición también tienen como valor agregado una visión más concreta de los errores del gobierno actual. Lo cual en realidad no es gran cosa porque los mensajes son igual de jactanciosos (están el salvador y el rescatador y la esperanza de Veracruz en la contienda). Hector Yunes tiene propuestas (que no son tal cosa) vagas, repetitivas, de nivel preescolar. El discurso del Revolucionario apela a un bajo nivel intelectual.

Propuesta Yunes - Xalapo.comLa verdadera escuela del priísmo se parece mucho a las ventas multinivel donde el aspirante a ser el mero chingón debe pasar de matraquero a ayudante a secretario a director a regidor a presidente municipal a diputado local y así infinitamente. No hace falta ninguna calificación profesional, desde luego no es ilegal que los funcionarios públicos no tengan carreras universitarias, sin embargo el PRI se aprovecha de las características naturales de cada matraquero para formarles un sueño de poder que parece alcanzable. Casi nadie milita en el PRI porque conozca sus estatutos. Casi todos militan en el PRI porque conocen a alguien que los ayudará a subir en la escala evolutiva de la organización.

La mayoría de los votantes no están al tanto de lo que pasa en el sistema político mexicano ni mucho menos de los políticos. Otro porcentaje del electorado está muy pendiente de los post escandalosos y simplones de Facebook. Tampoco hay que ser un genio para darse cuenta de lo mal que están las cosas, entonces uno debería darse cuenta que el PRI de hoy es una para gente desinformada. Desde mi punto de vista no pienso que haya alguien tan tonto como para creer que (ahora sí) el PRI nos va a sacar del agujero viscoso (en el que ellos mismos nos metieron). Pero sí, es muy probable que vuelva a ganar el PRI es una posibilidad muy real. El PRI es una estafa.

Comentarios

comentarios