Sergio Galindo. Un xalapo mundial

0
16
Sergio Galindo - xalapo.com

Sergio Galindo. Un xalapo mundial…

Por: Adriana Castillo


Hablando de xalapeños ilustres, en serio, no debemos olvidar al escritor Sergio Galindo, un xalapo ilustrado que escribió grandes obras literarias e hizo una labor titánica para promover la cultura en el Estado.

Sergio Galindo fue, en la época de los 50, el fundador y Director de la Editorial de la Universidad Veracruzana,  consiguiendo con ello colocar a la universidad y a Xalapa en las grandes ligas literarias. Durante su administración, la editorial de la universidad publicó la obra de grandes escritores de la literatura mexicVista previaana e hispanoamericana como Gabriel García Márquez o Juan Carlos Onetti.

Sergio Galindo - xalapo.comDurante finales de los 50 y principios de los 60, las letras mexicanas comienzan a consolidarse y a vivir su época dorada, autores como Juan Rulfo, Juan José Arreola, Octavio Paz o Fuentes publican sus obras maestras, y junto con ellos caminan por las letras Elena Garro, Inés Arredondo, Juan García Ponce, Juan Vicente Melo, Elena Poniatowska, sólo por mencionar a algunos y muchos de ellos fueron publicados por la UV.

Sergio Galindo, en ese momento tenía 23 años y también fundó la revista La palabra y el hombre, otro de sus grandes aciertos, pues es una revista emblemática de la Universidad Veracruzana. Gracias a su visión, la universidad obtuvo su máximo prestigio en la cultura del mundo, prestigio del que me parece, ya sólo queda el recuerdo.

Sus inicios se dan con el libro de cuentos La máquina vacía (1951), al que seguirán las novelas: Polvos de arroz (1958), La justicia de enero (1959), El bordo (1960), La comparsa (1964) y Nudo (1970). Después apareció otro volumen de cuentos titulado ¡Oh, hermoso mundo! (1975) y al año siguiente la novela corta El hombre de los hongos (1976). Algunos años más tarde escribe los cuentos de Este laberinto de hombres (1979) y las novelas Los dos Ángeles (1984) y Declive (1985).  Su último volumen de cuentos es una selección de sus mejores relatos que incluye uno inédito y se titula Terciopelo violeta (1985) y su última novela, Otilia Rauda (1986), fue llevada al cine, en una adaptación de Dana Rotberg, titulada La mujer del pueblo, que fue filmada en Xalapa y sus alrededores en 2001.

Este escritor xalapeño ha sido traducido al inglés, francés, alemán y polaco. Sus historias se desarrollan en una atmósfera pueblerina y siempre su núcleo es Veracruz, aunque también aparecen lugares como la Ciudad de México, Acapulco o Guanajuato; sus personajes femeninos están perfectamente logrados y son el hilo conductor de sus relatos, el universo femenino queda plasmado en su totalidad en mujeres como Camerina Rabasa de Polvos de arroz, Emma, de El Hombre de los hongos o Otilia Rauda, por mencionar sólo a algunos de sus personajes. El realismo encuentra eco en sus historias largas, los relatos cortos están realizados con una carga sutil de realismo fantástico, en ambas vertientes se percibe que en la condición humana van intrínsecos la incomunicación, la soledad, el desamor, la violencia, la pasión, el sadismo y la muerte.

La novela Polvos de arroz es la historia de Camerina Rabasa, una solterona gorda que vive encerrada en su casa, acompañada de sus recuerdos: la bonanza de un padre que cae en la desgracia económica y un novio que le fue infiel, entre otras cosas. Cuando descubre a dos albañiles semidesnudos y sudorosos que trabajan cerca de su casa, su apetito sexual despierta y esto la lleva a escribirse cartas de amor con un joven de la capital.

Sergio Galindo - xalapo.comEl hombre de los hongos se desarrolla en una hacienda situada en una especie de edén, de estás que no son difíciles de encontrar en Xalapa, donde vive una familia rica dirigida por Everardo, un hombre dominante que en apariencia es dueño de las almas y cuerpos que lo rodean. Este patriarca ofrece fiestas y banquetes en su hacienda de manera frecuente, entre sus aficiones se encuentra la de comer hongos exóticos, pero para no morir envenenado por alguno de estos hongos, primero se los da a probar a algún peón seleccionado previamente para la ceremonia, ceremonia que ya ha cobrado la vida de varios. Su vida se ve trastocada por la aparición de Gaspar, un niño que regala como mascota a su hija Emma, la narradora, y que poco a poco desata la trama de esta historia pues la llegada de este niño transforma el edén en un infierno, por cierto esta novela corta también tiene una versión cinematográfica hecha en 1976 y dirigida por Roberto Gavaldón.

Otilia Rauda, es una novela, considerada por el escritor como su mejor trabajo, que se desarrolla dentro de la Revolución, donde se narra la historia de Otilia, una mujer cuyo cuerpo, desde niña, desata las más ardientes pasiones, pues es un cuerpo hermoso, lleno de vida,  pero cuyo rostro es totalmente horroroso, esta combinación provoca la envidia, la maledicencia de todo el pueblo y una necesidad apremiante en sus padres de protegerla a toda costa, por lo que la casan con Isidro Peña, para así asegurar que no le sucedan desventuras, lo que ellos no saben es que su destino ya está escrito y en su vida aparecerá Rubén Lazcano, el hombre que desatará la pasión de Otilia.

Novelas como El Bordo o La comparsa, ambientadas la primera en Las Vigas y la segunda en Xalapa, logran retratar ese microcosmos provinciano, donde los que conocen la zona y sus costumbres siempre verán reflejados los recuerdos de sus familias o tal vez hasta su infancia.

Sergio Galindo es por mucho, uno de los mejores escritores de México, y quien no lo conoce se ha perdido de leer a un xalapo ilustrado que logró consolidar la cultura en Xalapa, colocándola en el mapa y logrando que grandes intelectuales tuvieran la idea de que en la Universidad Veracruzana las cosas que se hacían eran de primer nivel. Lamentablemente eso ahora es historia, pues la universidad se encuentra en uno de sus niveles más críticos y todos, toditos sabemos a quién le debemos esto terrible que sucede hoy en nuestro querido estado.


[alert type=alert-white ]VEA MAS AUTORES Y RESEÑAS EN: LA DANZA DE LOS LIBROS[/alert]

 

Comentarios

comentarios