Sobre la estupidez Parte 2.

0
55
Estupidez - xalapo.com

Estupidez


Como he dicho previamente, todos somos idiotas (estúpidos, imbéciles, cretinos). La paradoja Einstein-Cañi indica que somos idiotas porque consentimos la idiotez. Recordemos la tercera ley de la estupidez:

“El acto de impedir que los demás obtengan beneficios o logros o avances aún a pesar del perjuicio de quién ejecuta la conducta idiota”

Una persona inteligente, por ejemplo, obrará de tal modo que sus acciones impliquen ganancias para sí mismo y al mismo tiempo para otras personas. Ganar-ganar. Existe un error muy común entre los profesionales o directivos o aspirantes a dirigentes. Se piensa que las personas estúpidas son manipulables, sin embargo esto es un error porque, como apreciamos en la tercera ley, una persona estúpida siempre obtendrá resultados negativos, malos.

La estupidez es irracional totalmente. Carece de sentido. Tomemos como ejemplo la utilización de Bots (cuentas de redes sociales falsas o automatizadas) para reproducir los mensajes políticos. Es un acto profundamente imbécil porque las mismas personas repiten el mismo mensaje para sí mismos. Es tan irracional como reafirmarse diariamente al espejo diciéndose a uno mismo “qué bello soy, qué inteligente soy”.

La estupidez es impredecible. Aunque la personas idiotas realizan con mucha frecuencia las mismas acciones esperando resultados distintos, no se puede medir la influencia de la conducta idiota en el contexto de una ecuación compleja. Ilustremos el caso de un padre de familia que quiere dejar a su hijo justo en la escuela del colegio, se detiene en doble fila, entorpece el flujo vehicular. Claramente va tarde, porque si fuera temprano tendría lugar para aparcar. Lo predecible está en que podemos decir dónde se estacionarán los padres de familia idiotas, pero el factor sorpresa está en el efecto dentro del flujo vehicular porque no podemos calcular cuántos padres de familia idiotas están pensando hacer lo mismo en el mismo sitio. Otro hallazgo es que la principal causa de trastornos psicológicos infantiles y problemas relacionados tiene su origen en la estupidez de los propios padres.Estupidez - xalapo.com

La estupidez es contagiosa. Al parecer, como sociedad hemos desarrollado la conducta idiota como una habilidad adaptativa. Basta con que un miembro el grupo descubra a conducta idiota correcta para que todos deseen imitarla. Las madres que dicen “Y si tus amigos se avientan de un barranco ¿tú también te vas a aventar?” parecen tener el conocimiento más profundo de esto.

La estupidez es ilusoria. Las personas con una conducta con más idiotez, se forma una idea de la realidad ajena a los eventos reales que le rodean (no profundizaré pero pueden leer cualquier declaración de, digamos un gobernador de, no sé, algún Estado mexicano del Golfo de México para ilustrar este dato).

Si la estupidez es un estado común, extendido a varios niveles del pensamiento, entonces vemos que los no-estúpidos son una anomalía. Rara como los agujeros negros. Y tendría que comprobarse la existencia de éstos. Usualmente uno se asume como no-estúpido, sin embargo puede reconocer a los estúpidos al rededor, entonces, la paradoja surge cuando usted está consciente la estupidez. Usted es idiota porque está rodeado de idiotas, porque si no fuera (usted o yo) idiota, estaría rodeado de no-idiotas y sin embargo aquí estamos. Idiotas.

Comentarios

comentarios