El ambulantaje en Xalapa y la apatía del Ayuntamiento.

0
105
Comercio Informal en Xalapa - xalapo.com

Cómo vivir en Xalapa

Por: Alejandro Hernández y Hernández


[dropcap size=dropcap]M[/dropcap]i ciudad es un lugar en donde la actividad económica con más futuro es el comercio informal. Y es que aquí no hay más que salirse a la calle y apoderarse de un pedazo de banqueta para tener un negocio propio, rentable, sin obligaciones fiscales y, muchas veces, hasta con apoyos gubernamentales.

La invasión de las áreas públicas es un problema añejo en Xalapa, tan añejo como lo es el solapamiento que del mismo hacen, y han hecho, quienes han encabezado, y encabezan, el Ayuntamiento. De esto da cuenta la gran cantidad de vendedores informales que invaden banquetas, parques, paseos, camellones y casi todas las demás áreas públicas de la ciudad.

Si bien esto no es un problema privativo de Xalapa, y ni siquiera de Veracruz o del país, pues en todas partes del mundo existe, sí es aquí en donde podemos analizarlo porque nos toca ver todos los días cómo se solapa y cómo, en oscuras negociaciones con líderes vivales, los encargados de meterlos al orden consecuentan la instalación de nuevos vendedores por todas partes.

Apenas la semana pasada el presidente de la Alianza Ciudadana de Empresarios Veracruzanos AC, Andrés Beceiro López, hizo una acre crítica a la blandengue actuación del alcalde de la ciudad, Américo Zúñiga Martínez, y de quienes lo han precedido en el cargo, en cuanto a meter al orden al comercio informal. Y apuntaba que a pesar de que en reiteradas ocasiones los empresarios xalapeños, adheridos a varias cámaras y organizaciones, han solicitado al Ayuntamiento el padrón de vendedores de la ciudad nunca se los han dado, pues seguramente ni siquiera existe tal documento.

Y es que la respuesta más recurrente de las autoridades municipales a este problema es que nunca, ningún cabildo que pasa por el palacio municipal, autoriza o da nuevos permisos para vender en las calles, sin embargo, año con año los comerciantes informales son más, ¿entonces?

Busca Ayuntamiento regular comercio en Los Lagos (Foto: H. Ayto. 2014)
Busca Ayuntamiento regular comercio en Los Lagos (Foto: H. Ayto. 2014)

El que esto escribe, durante el año 2014, realizó un fotorreportaje de los vendedores ambulantes que se instalan en el paseo de Los Lagos; éstos, que ya eran muchos, se instalaban en los andadores del segundo lago, propiamente en el que colinda con los terrenos de la clínica del IMSS pues, según, la comuna encabezada por Elizabeth Morales los había recién reubicado. Para estas fechas los vendedores ya invaden los andadores circundantes y se extienden ya sobre los andadores del primer lago, sobre el puente entre éste y el segundo, y por todos los alrededores de las escalinatas cercanas a la Casa del Lago, antes Casa de Artesanías. Y, reitero, dice el alcalde que no ha dado más permisos y que se mantiene vigilancia por parte de la Dirección de Comercio en ese lugar. Asimismo, en 2010, denuncié mediante otro reportaje la incipiente invasión que vendedores de comida hacían en las banquetas aledañas al Hospital de Cancerología, nadie tomó cartas en el asunto y al día de hoy las mesas, sillas, tanques de gas y demás trebejos que los vendedores instalan, no permiten el libre tránsito de los peatones sobre las aceras de ese nosocomio.

Y como esos ejemplos muchísimos más por toda la ciudad, y tan evidentes, tan descarados en cuanto a arrebatar las banquetas a las personas que tienen todo el derecho constitucional de caminar sobre ellas, que resulta imposible que esto pase sin que medie la complicidad de los funcionarios municipales o, de plano, la más anodina de las apatías para meter al orden a los invasores.

Pero eso sí, el alcalde se llena la boca en decir que está recuperando espacios para el peatón. Mal estamos, lo he dicho antes, si se recuperan espacios en las calles, pero se pierden infamemente en las banquetas.

 

Alejandro Hernández y Hernández

 Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com


LEA: Cediendo los atractivos turísticos de Xalapa, al ambulantaje

Comentarios

comentarios