Genios fuera de contexto

0
99

Comenzamos hablando de un niño autista. Su única forma de comunicarse es a través de la música. Saltamos la escena hasta llegar a un cajero en un supermercado, aburrido por horas entretiene su mente haciendo cálculos del número de clientes que ha atendido en lo que va del mes, en segundos crea una media de los clientes de la cadena a la que sirve. Corte a un niño de unos 11 años encerrado en un salón de clases, cinco horas recibiendo información que jamás usará en su vida adulta pero que tampoco podrá olvidar, el niño tiene la capacidad de recordar con todo detalle todo lo que le enseñan, puede incluso hablar de sus primeros recuerdos en el vientre de su madre, así como de su nacimiento.

El viento sopla con violencia y se mete por debajo de la puerta, deja como regalo hojas de los árboles que están en la calle. Hace calor pero no podemos ignorar el aire acondicionado, incluso cuando nos hallemos a la misma temperatura. Radiohead se filtra por la pared, eso hace que la vecina de las piernas torneadas nos caiga bien.

Somos peces fuera del agua. Un montón de alienígenas alienados en pequeños vecindarios forzados a vivir vidas simples, acartonadas, programadas por el sistema. La culpa no es del gobierno, la culpa no es del sistema, ¿Qué seríamos sin ellos?  La idea de una sociedad utópica es casi divertida. Más bien una sociedad atípica.

Uno nace y crece con un paquete de virtudes y habilidades que poco a poco nos van quitando, que la educación del sistema nos va suprimiendo. Aquellos pocos seres que logran ignorar, vencer o simplemente adaptar al sistema son los tan queridos genios fuera de contexto. Genios en decir groserías, genios en matemáticas desperdiciados en aparentes migrañas, genios revolucionarios que día a día son aplastados en cubículos en alguna empresa de seguros.

La próxima vez que salga al oxxo de la esquina, a su trabajo, al baño de un sanborns, que vea algún chofer de transporte público, al que le hace las cejas, el que le lleva la pizza, etc. Tómese dos segundos para usar su extraordinaria capacidad de análisis y vea si está ud. En presencia de uno de tantos genios incomprendidos, de un genio fuera de contexto.

Comentarios

comentarios