Inés Arredondo

0
144
Inés Arredondo - xalapo.com

INÉS ARREDONDO Y ELENA GARRO

Por: Adriana Castillo


En la literatura mexicana existen excelentes escritoras, cuyas aportaciones a la cultura nacional marcaron un parteaguas tanto en la manera de concebir la literatura como en la forma de contar, de relatar historias, además de romper, obviamente, con los estereotipos de mujer mexicana que siempre han sido una sombra en nuestra cultura.

Elena Garro (1916-1998) e Inés Arredondo (1928-1989) son dos de los ejemplos más claros de esta afirmación.

Elena Garro - xalapo.com
Elena Garro

Elena Garro creó, a contracorriente, una de las obras literarias más sólidas de las letras hispanoamericanas, su lucha por hacerse de un lugar en este cerrado círculo fue ardua, ya que fue repudiada por la intelectualidad de ese momento debido a sus ideas políticas y la antipatía que les provocaba no los dejo separar al personaje público de la escritora, pero también tuvo que pelear contra Octavio Paz, con el que estuvo casada por 22 años y tuvo una hija. “Yo vivo contra él, estudié contra él, hablé contra él, tuve amantes contra él, escribí contra él. Escribí de política contra él, en fin, todo, todo, todo lo que soy es contra él (…) en la vida no tienes más que un enemigo y con eso basta. Y mi enemigo es Paz”, llegó a decir en algún momento de su vida.

Con su novela Los recuerdos del porvenir (1963) se hizo acreedora al premio Xavier Villaurrutia pero además marcó el inicio del realismo mágico, renovando con esto las letras mexicanas, pues deja atrás el realismo de la literatura de la Revolución y combina pasajes de claro corte fantástico en distintas temporalidades. Tiene muchas historias escritas, teatro, novela y cuento son los géneros que abarcó pero también fue periodista.

De sus libros de cuento destaca La semana de colores (1963), publicado, en una primera edición, de por la Universidad Veracruzana y con ilustraciones de la pintora Leticia Tarragó, que incluye “La culpa es de los tlaxcaltecas”, en este relato Garro plasma el antagonismo que siempre ha existido en el mundo indígena y el mestizo y hace referencia a un mundo mítico que encierra la riqueza prehispánica de la cultura de nuestro país, pero también trata de desentrañar a través de la protagonista y su nana, Laura y Nachita, un conflicto histórico-amoroso. La historia se desarrolla en la cocina mágica de Nachita, confiriéndole así a esta parte de la casa un lugar destacado y lleno de significados.

Ines Arredondo - xalapo.com
Inés Arredondo

A la par de la narración de la historia, Laura se cuestiona frente a Nachita qué significa ser mujer en el siglo XX, con todas las dicotomías que pareciera siempre persiguen a nuestro género: amor/desamor, verdad/mentira, apariencia/realidad.

Inés Arredondo escribió 34 relatos que están integrados en tres libros de cuento: La señal (1965), Río subterráneo (1979), por el que ganó también el premio Xavier Villaurrutia y Los espejos (1988). Ella, al igual que Garro marca una nueva forma en la literatura mexicana pues en sus narraciones aparecen temas que generan escozor en la sociedad mexicana. Sus personajes siempre cuestionan los roles y ponen en entredicho los valores tradicionales para acomodar la moral “a modo” y quebrantar el statu quo.

Además de ahondar en temas como el erotismo, la locura, la muerte, la perversión, el amor, la pasión, el voyerismo, la pérdida de la inocencia, la infidelidad y la traición, hizo una especie de denuncia de esos “secretos” ocultos, inherentes a muchas familias mexicanas de entonces y de ahora, como el abuso sexual, el maltrato de los padres a los hijos, el autoritarismo, el machismo, el aborto, el incesto y el bullying, entre otros. Si bien en sus primeros cuentos la mirada de Arredondo se concentra en mostrar la fragilidad que existe entre las nociones de “bueno” y “malo”, será mediante la tergiversación, la combinación de contrastes y los claroscuros, como conseguirá afianzar su posición tanto ética como intelectual y su postura estética como escritora de primera línea en las letras mexicanas.


Comentarios

comentarios