¿No sabe qué escribir? ¡Escriba una telenovela!

Si no sabe qué escribir, aquí le dejo la receta perfecta

0
115
Escriba una telenovela - xalapo.com

¡Escriba una telenovela!

Usted pasa mucho tiempo escribiendo en redes sociales y probablemente (igual que yo) esté usted pensando dar el gran salto a otro nivel literario. También probablemente (igual que a mí), le falte talento. Pero no se preocupe. Si no sabe qué escribir, aquí le dejo la receta perfecta para que usted pueda crear el nuevo gran éxito de Argos o de Juan Osorio.

Escriba sobre el amor. No cualquier amor, debe ser un amor puro, casi virginal, pero no tanto como para negarse a La Cochinada pero tampoco demasiado de La Cochinada. Es muy importante tomar en cuenta un amor capaz de perdonar que la pareja tenga un hijo fuera del matrimonio o que en estado de ebriedad y loco de celos, tenga una noche loca con la villana de la vida telenovela. Quiero recordarle que en su telenovela La Virginidad es un tesoro que deberá proteger de toda La Cochinada.¿No sabe qué escribir? ¡Escriba una telenovela! - xalapo.com

Contemple una trama dentro del seno familiar. Piense en familias grandes, muy grandes, con padre, madre, hijos, sobrinos, tíos, nietos, tíos abuelos y choznos. También debe usted pensar en un apellido según la clase social que asignará a la familia. Algunos buenos nombre para clase rica serían Espinoza de los Monteros, Villafuerte Malagón, Verrenechea, Duarte de Ochoa, De los Altos Olmos, De la Gran Caca, lo que quiera dentro de este parámetro funcionará. Si la familia es pobre, con un Gonzalez es suficiente.

En cuestión de nombres, el tamaño sí importa. Los protagonistas deben llevar siempre dos nombres, Pepe Fernando, Roberto Sergio, Victor Manuel, Hércules Rodrigo, etc.

Ya sabe en qué terminará, piense en el enredo. Una buena telenovela debe terminar en boda, ya la vida le da suficientes sufrimientos al pueblo bueno como para que usted le amargue más los ejotes con huevo de la cena con un final triste. Bien, pues ya sabe que su historia terminará en el altar, consagrando el amor y el fornicio al dios de los católicos lo cual no debe olvidar porque usted no escribirá para minorías.

Haga realista su historia. Inserte bellos pasajes provincianos, que el corte de caña, que el corte del café, que la pizca de algodón, que a los jimadores, que a los voladores de Papantla, que los vendedores de partes usadas de Tepito.

¿No sabe qué escribir? ¡Escriba una telenovela! - xalapo.com¿Diversidad? DEFINITIVAMENTE NO. Recuerde que su producto estará hecho para mantener las tradiciones que hacen de este país lo que es(?), así que no muestre vergüenza en fomentar los estereotipos. Piense en una persona homosexual que tendrá una personalidad burbujeante y buen gusto y que además será un excelente confidente para la protagonista y NUNCA para el protagonista porque los galanes no se juntan con personas diferentes. Desde luego que los estelares no pueden ser morenos y mucho menos negros, nunca olvide esto porque usted no es el pintor que pinta angelitos negros.

Mujeres luchonas. Las mujeres de su telenovela deberán soportar toda clase de abusos sin protestar pero si quiere arriesgarse puede inspirarse en cualquier canción de Jenny Rivera y hacer que su protagonista sea “cabrona y luchona y chaparrita y berrinchuda y bipolar y vegana y runner y atea y antitaurina”.

120 capítulos no son nada. Piense en grande, su novela estará seis meses al aire. Eso significa que tendrá que escribir 120 episodios de cuarenta minutos. Pero no se preocupe. No es necesario que ocurra nada importante en cada episodio. Piense en pasajes de larga meditación por parte del protagonista o en las memorias de la señorita guapa de su telenovela recordando La Cochinada.

No es el nombre, es EL NOMBRE. El título de su obra debe llevar implícitos el amor y el nudo “Amores Cañeros”, “Vendaval de La Cochinada”, “Desflemando el Cuaresmeño de la Pasión con la Bendición de San Juditas”. Bueno, usted sabrá.

Lo más importante: La Villana. Probablemente se trata del elemento más difícil de lograr en este negocio. La Villana debe ser rica y despiadada, poco escrupulosa. Funcionan mejor las villanas porque no queremos que la gran familia mexicana piense que El Hombre es capaz de maldad. Por otra parte, siempre debe dotar a su antagonista de formas creativas para matar, torturar o eliminar a todos los que le estorben pero al mismo tiempo que no sea lo suficientemente idiota para eliminar de una vez por todas a su rival de amores. Piense en unas buenas caderas, un traje sastre y unas buenas chichotas ganas de triunfar en la televisión.

Finalmente, si no le sirve esta humilde guía, siempre puede adaptar cualquier otra telenovela de cualquier parte del mundo. Quién sabe, tal vez su “Amores Compungidos” sea la próxima cortina de humo para que nos roben nuestro petróleo o qué sé yo.

 

Comentarios

comentarios