Pinches medios

Bermúdez, no me vayas a cobrar regalías por tu legendaria y nefasta frase, por fa

0
731
Pinches Medios - xalapo.com

Pinches medios

Por Su


Cierto es …

que en menos de un año (tras la cobarde fuga de Javier Duarte) han cerrado ya al menos seis periódicos impresos en el estado de Veracruz para quedarse únicamente en su versión digital y así seguir informando a la ciudadanía.

Esto podría ser tan triste como una situación de gran indignación e impotencia, según el cristal (o el papel lleno de tinta) con que se mire.

En redes sociales, entre tantos comentarios y reacciones, logré ver lo escrito por una periodista que bien podría resumir crudamente lo que pasa en el periodismo mexicano, tanto por el riesgo que trabajar en esto implica, como por el valiente hecho de ejercer el oficio peor pagado del mundo:

“Ya vivimos como los alcohólicos, solo por hoy”.

Pinches medios - xalapo.comLuego de darse a conocer la mañana de este martes 16 de mayo que un diario local (de Xalapa, pues, lo aclaro porque seguramente nos leen también en Europa) paró prensas, comenzó a surgir una serie de lamentaciones, lo que deja en claro una vez más que abundamos los opinólogos por excelencia, de a gratis y sin mayores fundamentos o información respecto al tema en boga.

De pronto vi como empezaron a colgarse los “me entristece” en Facebook, los RT en Twitter y demás expresiones por el cierre de ciertos medios que según algunos “publicaban con poder combativo, estilo crítico” y otros adjetivos que, vaya, ni los medios internacionales más poderosos podrían adjudicarse.

Lo cierto es…

que muchos de estos medios que hoy ya no se imprimen en papel se convirtieron en arduos críticos a partir de que se acabaron los convenios con los gobernantes locales, estatales y federales, sus plumas se tornaron de otro color y se volvieron más fuertes cuando cambiaron de proveedores, afilaron sus señalamientos cuando les dijeron “no hay recursos”. Así no se puede.

Muchos dirán, “oye, es que la culpa la tiene Fidel, Javier, y otros tantos más políticos del mismo partido o de otro que dejaron en la quiebra a Veracruz y por ende a los medios, por eso no hay dinero, ellos (y ellas) nos dejaron jodidos, se llevaron todo”.

Yo diré, “tienen razón, la clase política falló, les quedaron mal a los medios, les quedaron a deber mucho dinero, pero entonces también diré que tienen responsabilidad aquellas personas que no supieron administrar los 5, 10, 15 o más de 20 millones de pesos que obtenían por convenios con los de la mafia del poder (dijera AMLOVE)”.

Así no se puede

Pinches medios - xalapo.comGrandes periodistas (y otros no tanto) reprueban que en México y Veracruz haya pocos que se dediquen al periodismo de investigación, ese que está lejos del síndrome de las notas de  “declaracionitis” (como apuntara el maestro Miguel Ángel Bastenier, Q.E.D.) a las que estamos habituados, y que también, hay que decirlo, es importante, imprescindible, pero no ponen las condiciones de seguridad ni económicas para que se haga. Así no se puede.

Aún no he encontrado un artículo, nota, reportaje o cualquier otro género periodístico en el que se hable del caso de una persona que pueda vivir a base de grandes dosis de agua y aire, de ahí que los dueños de los medios de comunicación deben pagar a tiempo y siempre proporcionen las condiciones para trabajar en “el mejor oficio del mundo”.

Un medio de comunicación no puede ni debe ser tratado como una mera empresa que busque recursos a toda hora y a toda costa, cuando, es una ventana de conocimiento, un mar de información veraz y objetiva que abre los ojos al mundo a través de mil notas. Al menos en teoría.

Prestaciones de ley, la fantasía

Pinches medios - xalapo.comAlguna vez, de niña escuché que el periodismo era “el oficio peor pagado del mundo” y recuerdo vagamente pensar “jamás trabajaré en algo así”, vaya plan, ya llevo 8 años trabajando en esto, eso sí, cero chayotes, cero prestaciones de ley, pero mucho aprendizaje. Es algo así como una combinación de dignidad y pobreza.

Muchos como yo hasta la fecha desconocemos eso llamado utilidad, prima vacacional, vacaciones, seguro social, pago de horas extras, días de asueto, comprensión y apoyo por enfermedad, seguro adicional por cobertura de situaciones de riesgo.

Estas y otras fantasías son con las que sueño que todo periodista, fotoperiodista, editor, camarógrafo y corrector de estilo tenga en México, en Veracruz, en Xalapa.

Violencia económica

Sin temor a exagerar, la situación de impago en la que han caído muchos medios en Veracruz (y seguramente en otros estados y puntos del mundo) bien podría calificarse como violencia económica. La información que se trabaja día a día no para, la exigencia de los patrones tampoco, pero el salario sí. Así no se puede.

En algunas redacciones hacen el famoso pago por nota, si la publican bien y sino, mal para quién la hizo pues la generación de contenidos, la cobertura de un evento o una entrevista banquetera implica tiempo, dinero y esfuerzo, pero eso, al patrón, no le importa.

Pero seamos honestas (y honestos) no toda la culpa la tienen los dueños, el que escribe la nota del día, el que la edita y demás, también le toca su parte. Ningún patrón paga mal, ni trata a su equipo sin prestaciones, sin un salario digno, sin condiciones de seguridad, ni tantito respeto si no hubiera alguien que lo aceptara así.

Pinches medios - xalapo.comDe ahí que muchos reporteros, fotógrafos, camarógrafos, editores y correctores de estilo trabajen en más de un medio, situación que ridículamente a veces “ofende” a los patrones porque pues ¡cómo se les ocurre trabajar para varios lugares y cobrar mediamente bien por todo su trabajo?

¿Cómo le hacemos pues? Muchos de mis excompañeros se han ido de Xalapa, de Veracruz, otros más incluso se han ido del país, eso está bien, cambiar aires siempre será positivo, pero, ¿y los que nos quedamos? ¿Nos seguimos quejando en un café (cantina en realidad) con los colegas mientras los patrones siguen con sus mañas? ¿Nos unimos a una red de periodistas para ser mejor escuchados? ¿Marchamos? ¿Qué procede?

Este martes unos amigos y colegas preocupados me dijeron “pon una demanda” por aquello de que en más de un medio me quedaron a deber la liquidación y algunos salarios, ¿cómo les explico que hay gente que recurre al amparo, a la declaración en bancarrota y que además tienen “conectes” con los de la Secretaría de Trabajo para que las demandas en su contra no prosperen?

  • Por todo mi discurso anterior, pido pues un minuto de silencio por aquellos periódicos impresos que hoy ya no están colgados en los estanquillos de las esquinas.
  • Abrazo fraternal a los editores, reporteros, voceadores, diseñadores, formadores, correctores de estilo, equipo de prensa y todo el personal (incluyendo a los dueños, por qué no) que sufren los estragos de haber parado su labor.

Oye Veracruz, El Portal, El centinela, Marcha, AZ Veracruz puerto, el semanario Punto y aparte, entre otros.

P.D. Síganme @susanacordova, háganlo por los pinches medios


 

Comentarios

comentarios