¡PORQUE YO SOY TU MADRE!

Hacer de nuestros hijos niños autónomos e independientes es una tarea difícil

0
194
porque soy tu madre - xalapo.com

Diario de una mamá primeriza

¡Porque Yo soy tu Madre!

Por Pamela de la Cruz


Cuántas veces hemos leído artículos acerca de “Cómo criar niños independientes”, “Fomenta la autonomía en tus pequeños”, “Di NO a la crianza sobreprotectora” y muchos títulos más.  La verdad es que, yo ando en busca de lo contrario… algún artículo que hable de “Cómo hacer que mi hija no sea tan independiente”, pues con 4 años ya quiere tomar sus propias decisiones para todo y pues NOOOOO, SEÑOR, ¡PORQUE YO SOY SU MADRE!.

Una cosa es dejar que el niño explore, conozca; permitir que se caiga, dejar que elija a sus amiguitos y a quien invitar a sus fiestas, permitir que vaya a su juguetero y agarre todos los juguetes de su preferencia, etc.; pero hoy en día (y espero que varias mamás se identifiquen conmigo) desde muy pequeños ya quieren tomar sus propias decisiones, y a veces no te dejan intervenir. Cosas tan sencillas como la ropa que les pones a diario, el peinado, el moño o diadema, los zapatos, el menú de la comida, los lugares a visitar, en fin.. Yo me acuerdo que en mis tiempos no era -¿Hija, te quieres poner el vestidito de olanes o un pantaloncito pesquero?, era – ¡Te pones el vestido de olanes y pobre de tí donde no! ¿Y qué decir de la comida? Seguramente teníamos chance de protestar por esa clara de huevo crudo que nos hacían tomar a diario en ayunas, ¡Sí, claro! JAJAJA. Hoy en día se les da mucha más libertad de elegir a los hijos, y está bien, son otros tiempos, pero en ocasiones creo que son tan pequeñitos para rayar en esa delicada línea de no saber “quién manda”.

niños independientes - xalapo.comEn alguna revista de educación infantil leí: “Que tu pequeño vea que puede hacerlo. Que lo intente. Que lo haga. Que empiece a ocuparse de su vida, que vea que tiene edad y capacidad para empezar a hacer todo por sí solo.”  ¡No frieguen!, si de eso piden su limosna los críos, creo que algunos de nuestros hijos si le alcanzaran a los pedales ya manejarían y se irían de parranda con sus “4 babys”, dijera Maluma. Ellos quieren elegir su ropa, lo que entra en el carrito del supermercado, las películas que verán en el cine, las temáticas de sus fiestas, el color de su habitación, ¡TODO!, y uno no puede ser sólo espectador, por un lado te sientes afortunada de tener a un hijo tan independiente, pero por el otro; debes apretar el cinturón de la autoridad y recordar que está bien que participen en las decisiones, pero que la última palabra siempre deben tenerla los padres.

Ahora, hay que aprender a diferenciar entre un niño autónomo e independiente, y un niño “mandón y autoritario”, si tu hijo es pequeño (aproximadamente menor de 6 años) y no para de dar órdenes a todo el mundo adoptando la postura y el tono de voz de un adulto, es probable que te parezca gracioso. Pero cuando el niño sea mayor y continúe comportándose de esa manera, la situación ya no será tan cómica, ni para ti ni para los demás, a menos de que siempre esté rodeado de gente que se deje mandar por un  “dictador”.

niños independientes - xalapo.comSer mamá es una travesía enloquecedora, pero llena de recompensas inigualables, en éstos años he aprendido que hay cosas que son inadmisibles y hay que estar al pie del cañón para detectarlas, y sobre todo predicar con un ejemplo coherente a nuestras peticiones.

Antes, con una mirada de nuestra mamá nos alineábamos, y no teníamos opción de repelar por nada, pues se nos dejaba venir el espíritu de la temida “chancla voladora”, la cual en éstos tiempos, en ocasiones muy necesarias resucita y entonces sí, ¡nos desconocen!.

En conclusión, y ya para no echar tanto choro, hacer de nuestros hijos niños autónomos e independientes es una tarea difícil, pero, como ya sabemos, todo se aprende, y por tanto, todo se enseña, en pleno siglo XXI no podemos apostar a que se pongan sin protestar ese traje de marinerito o ese vestido que parece hecho de merengue, pero como mamás siempre tendremos las mejores herramientas para hacer de ellos, niños amados y felices.

Comentarios

comentarios