Rick y Morty: sus fans

0
109

Rick y Morty: Por qué no podemos tener nada bonito

Por Amolián Elvéin


Hace un par de años un amigo me dijo algo así como “hay una serie super friki que es super culta e inteligente que deberías ver, te la recomiendo”. Desde allí ya no me gustó mucho la cosa, siempre he desconfiado de algo cuando me dicen que es “super culto e inteligente”. Es como una alerta de sentido común.

“Corre Morty, los fanboys no entienden la serie”

Así que no la vi, pero un año después, me insistió “ya están por sacar la tercera temporada tienes que ponerte al corriente, es super científica”, prometí que la vería y entonces me mudé de ciudad.

Pero en el ocio la encontré en Netflix y le di una oportunidad.

No puedo creer que haya pasado dos años sin ver Rick y Morty. Es una joya.

Pero como todo lo que es hermoso en este mundo, la humanidad, la estúpida humanidad se va a encargar de destruirlo por el propio amor que le profesa, de manera mucho más acelerada en estos tiempos de redes sociales.

Hay unos términos que deberíamos definir, como fandom, fanboys, in-joke, pero como para eso está el google, dense.

El meme, el mame

¡Oh jezz, Rick: El fandom del show está haciendo cosas estúpidas Rick!

En estos tiempos, somos fábricas de memes y parte de la supercarretera del mame por donde se propaga el Ay caramba de turno. Y está bien, es divertido y yo lo apruebo.

Pero de igual forma, se propaga con rapidez cualquier contenido absurdo, pendejo, estúpido o carente de razón. Porque los contenidos en la web están abiertos para todo tipo de público, y sí que hay público pendejo, estúpido y carente de razón que consume esos contenidos, que los comparte, replica y defiende.

Y así se forman comunidades tóxicas, mal fandom. Porque todo fandom por bien estructurado que sea, es tóxico bajo la simple premisa del sentido de pertenencia.

El sinsentido de pertenencia

Si te mama una serie y te matan un personaje y eres “cierto tipo de público”, te puedes indignar, pero seguirla viendo con cierta sensación de molestia, o dejar de verla como protesta y publicarlo en redes sociales, incluso hasta abrir un change.org para exigir a los creadores de la serie que corrijan este grave error, porque eres un retrasado mental y tienes mucho tiempo libre… o porque eres la base de fanáticos de la serie, eres parte del fandom, parte de la comunidad que consume este producto y por eso ya lo sientes muy tuyo. Pero no lo es.

Eso de disfrutar algo por lo que es y no por lo que tú piensas que es y cómo debería ser, es un sin sentido para ti, porque éste algo de cierta forma “te pertenece”, ya pagaste por él con tiempo de vida y nada más valioso que eso, salvo alguno de mis dibujos (a la venta por DM, llamen ya).

Este estúpido sentido de pertenencia es lo mismo que el estúpido nacionalismo: la carencia que experimenta un individuo, al no tener la capacidad de disfrute de algo por lo que es, la falta de personalidad que trata de ser, de alguna manera, suplida por identidad.

Valoraciones del superyó

Ya establecido el mame, ya sintiendo que ese algo que nos gusta es nuestro, ahora toca sentirnos superiores: vamos a desmenuzar todo tipo de trama, todo tipo de detalle, swag y referencia del show y a etiquetarlo con un merecido “esta serie es de un nivel muy elevado intelectualmente, no es para cualquiera, no todos la pueden disfrutar al mismo nivel” y ahí ya, ya, vámonos ALV.

Con Rick y Morty tenemos un problema. Es igual de buena e inteligente como muchas otras propuestas actuales y pasadas, quizá más atrevida en algunos aspectos, pero es igual de buena que muchos otros programas. Su punto fuerte es también su debilidad: está muy bien construida y eso la hace un producto muy accesible. Tanto que su complejidad, su inteligencia es palpable por cualquiera. Tiene un argumento muy sólido bien construido rodeado por toneladas de matices que lo nutren y llevan a una dimensión elevada del entretenimiento: y esto hace que haya gente que es pendeja y piense que sólo ellos lo comprenden, que solo ellos saben lo que de verdad está detrás de todo, cuál es el tema principal, las subtramas, etc.

Esto alimenta a una comunidad que ahora consume entretenimiento de una manera muy tóxica y resulta en cosas como el incidente en McDonalds.

Fans de Rick & Morty irrumpiendo violentamente en un McDonald’s por la salsa Szechuan

¿Realmente es una serie muy compleja, inteligente y científica? ¿Es profunda y desvela ciertos dogmas, arroja luz sobre discusiones morales pendientes en la agenda de la humanidad?

Rick & Morty, el nihilismo

No debe ser sorpresa que el show comenzó como una parodia de Back To The Future, a estas alturas ya todos deben saber que simplemente era eso. Los creadores de la serie supieron capitalizar la idea y llevarla a un nivel superior.

Esta, nos cuenta las historias de muchos personajes que son de una u otra forma afectados por la presencia y acciones de Rick Sanchez (que aquí va sin acento). No es una trama compleja aunque sí tiene momentos: Rick es la representación del nihilismo y cómo ciertos individuos interactúan con él, cómo reaccionan los personajes ante la fuerte influencia de él; de eso trata el show, palabras más palabras menos, algunas dimensiones, referencias a la cultura popular, otros shows y buena comedia.

Rick viaja a un miniverso que creó solo para tener energía eléctrica para la luz de stop de su nave

Esto último quizá los sorprenda pero agárrense los pantalones: Nos encantan los tipos malos que se salen con la suya. Son una manifestación de aquellos deseos reprimidos que tenemos y de esas ganas que tenemos y que nos tragamos a diario, de engraparle los ojos al pendejo de nuestro jefe, al tipo de enfrente que parece no saber usar el cajero y lleva 10 minutos ahí, al imbécil que siempre te pide cigarros pero que nunca tiene, etc.

Nuestro deseo reprimido se manifiesta como empatía ante estos personajes como Frank Underwood o Rick Sanchez. Personajes con los que normalmente interactuaríamos de manera hostil pero que siendo presentados en una serie nos permiten tener empatía hacia ellos como protagonistas: cosa que yo no veo mal pero aquí es donde está el puto problema.

Nosotros, adictos a ser alguien más

El show es un excelente ensayo que ahonda en muchas problemáticas humanas, usando la comedia, expone distintos niveles de complejidad, discusiones filosóficas y hechos científicos, pero de manera amigable, explicadas de cierta forma que para la mayoría, son entendibles.

Algunas veces parecen simples bromas (que bueno, algunas en efecto, solo son eso, bromas), pero el tema de la existencia humana y las reflexiones de nuestra realidad es algo que el show logra atacar muy bien. En pocas palabras, en sus múltiples historias nos dan un tema trillado pero visto desde otra perspectiva, la de Rick: aceptar o ignorar que nada tiene sentido ni propósito en este mundo.

Y nosotros, en vez de disfrutarlo, digerirlo como un show muy bueno, como algo genial que nos está pasando, comenzamos a querer hacerlo a nuestra imagen. Nos volvemos fans y luego nos volvemos parte del show, queremos ser parte de ello, queremos ser Rick, queremos controlarlo todo, estar por encima de otros, ser o al menos aparentar ser más inteligentes… y boicoteando un montón de McDonalds por una estúpida salsa que fue una referencia en el show acerca, precisamente, de que nada tiene sentido en la vida y puede uno dedicarse a algo sin que ese algo pueda tener sentido, demuestra que no somos muy inteligentes, sino muy estúpidos, muy influenciables y con demasiadas ganas de protagonizar.

Hay miles o millones de videos de hipótesis sobre el show, de opiniones sobre los distintos significados, de críticas porque Rick no hace algo, o porque lo hace, incluso hay quienes afirman que debido a que en un capítulo se ve un montaje del hombre en la luna, el show está confirmando que en efecto nunca fuimos a la puta luna: cuando solo se una referencia, una broma ante esa creencia (por el wey ese que escribió un montón de libros chafas y luego se le ocurrió escribir “No fuimos a la Luna”).

Y esto es lo que me encabrona. Cualquier obra que invita a pensar, que te deja algo, que te permite a ti crear o te transforma de alguna manera, está cumpliendo su objetivo, creo yo, en mi muy limitada forma de entender las cosas.

Me he extendido más de lo que cabía esperar y pareciera que no he sabido atacar el tema con madurez, pero intento finalizarlo de la mejor manera posible.

Rick y Morty es un buen show de comedia con alto contenido de filosofía y datos científicos. Que lo veas no te hace más inteligente, “entenderle” no te hace más sabio o mejor. Deberíamos dejar a Rick ser Rick y a Morty ser Morty, y a los creadores del show, seguir haciendo su trabajo y nosotros disfrutarlo, en vez de andar por ahí maldiciendo las decisiones argumentales y creyendo que uno puede mejorarlo o que uno tiene mejores ideas.

Es una puta cagada ver esas noticias en las que los fans se ponen demasiado intensos y hacen destrozos por algo que vieron en un puto show de comedia.

Si de verdad quieren hacerse más inteligentes viendo algo, pónganse a leer, o cuando menos, ya de jodido, vean documentales.

Comentarios

comentarios