¿Vestir con decoro?

0
137
Vestir con decoro - xalapo.com

  Cómo vivir en Xalapa

¿Vestir con decoro?

Por: Alejandro Hernández


[dropcap size=dropcap]M[/dropcap]i ciudad tiene un aparato burocrático enorme, dentro del cual perviven miles de empleados que se distribuyen en las diferentes dependencias que lo componen. En ese mundillo “godínes” se escriben historias fascinantes todos los días.

Vestir con decoro - xalapo.comQue si Fulanito no puso pa’l Nescafe, pero bien que viene a rellenar su taza a cada rato; que si a Menganita ya se le hizo un cuentón con doña Pelos, la de los tacos; que si Sutanita viene vestida como si fuera al antro, etcétera. Un montón de intrincados juicios morales se llevan a cabo todos los días entre escritorios y copiadoras, pues cada acción humana, en esa tribu multicultural en que se convierte cada nómina administrativa, es pasada a consideración de la concurrencia. Y de cuando en cuando, sobre todo en los cambios de administración, de sexenio o de jefe, el que llega a mandar trae consigo un código de ética, con el que pretende uniformar el actuar y el sentir de los que serán sus subordinados. Es decir, llega con un oficio bajo el brazo con el que pretende “poner orden”.

Tal es el caso de la Secretaria de Educación de Veracruz, en donde recientemente se ha emitido un oficio en el que se destacan ciertas consideraciones de comportamiento a las cuales el personal que ahí labora se tendrá que ceñir. Cosas de sentido común, cabe reconocer: que lleguen y se vayan puntuales; que no salgan de sus lugares de trabajo, etcétera; sin embargo, en ese oficio hubo un punto que no se puede catalogar igual y que a la letra dice: “Se hará del conocimiento al personal a su cargo, en particular femenino (sic), que tendrán que vestir con decoro, como lo marca el protocolo de oficina…”

Para empezar hay que preguntarse: ¿qué significa vestir con decoro? Porque ese concepto se puede entender de muchas maneras. Desglosemos algunas.

Dice el diccionario, acerca de la palabra, decoro: 1. s. m. Honor, estimación y respeto que se debe a una persona por su nacimiento o dignidad. Tened presente que hay que darle el trato y decoro que su cargo requiere. Dignidad, honor, honra.

Vestir con decoro, según lo anterior, significaría que la de Sistemas y la de Intendencia no pueden vestirse igual, aunque ambas tengan crédito en Suburbia, porque, por obvias razones, diferentes tribus las amamantaron. Ahora, si entre las empleadas de la SEV hubiera alguna condesa, duquesa o bon vivant venida a menos, la cosa se complica, pues tendría, según el concepto antes citado, que vestir de Chanel y usar sombreritos Fedora al llegar y al salir.

Secretary - Xalapo.comSigamos con la acepción número 2, que dice: Seriedad y gravedad en acciones o palabras. Ejemplo: no perdió su decoro al mencionar tan escabroso incidente. Circunspección, compostura. En este caso se entiende claramente que las mujeres tendrán que ir vestidas como gerente de funeraria.

3.-Pudor o recato en la apariencia, el lenguaje o comportamiento de una persona. Ejemplo: siempre se comporta con mucho decoro. Decencia, honestidad.

Aquí es a donde, creo, el autor del oficio que nos ocupa quería llegar, sin embargo, el recato, la honestidad, el decoro pues, no son conceptos generalizados, pues una falda un dedo arriba de la rodilla para mi tía Chabe ya es un descaro total, no así para mi vecina que, dicho sea de paso, tiene buen chamorro, y las usa una mano arriba de la chocozuela.

Vestir con decoro, para una chica que vive en el puerto de Veracruz, por ejemplo, es usar shortcitos y blusitas ligeras con sandalias; para una que vive en Perote es usar botas con peluche adentro, pantalones y doble calzón; el asunto no es de moralidad, sino climatológico.

¿La solución sería, entonces, un uniforme con medidas estrictas de largo y apretado? Nones, porque las chicas de secundaria nos han demostrado que no importa el largo que la falda tenga, ésta siempre se puede enrollar de la pretina una o dos vueltas.

Yo quisiera saber, in situ si se pudiera, si la SEV es, ahora, una pasarela de piernas y escotes o algún tipo de sucursal del descaro, o por qué alguien cree necesario recordarles a las mujeres que se tienen que vestir con decoro, sobre todo en estos tiempos de crisis económica en donde hacer cualquier cosa decorosamente, comer, vestir, pagar la renta, el auto, etcétera, es ya harto difícil. ¡Maldito heteropatriarcado represor!

Alejandro Hernández y Hernández

Comentarios, sugerencias o reclamos: motardxal@gmail.com


Comentarios

comentarios