Xalapa no siempre sufrió por falta de agua

Cada temporada de estiaje hay tandeos de agua y cada vez duran más

0
685
Vivir en xalapa - xalapo.com

Cómo vivir en Xalapa


Mi ciudad no siempre tuvo que sufrir de tandeos de agua potable, no siempre dependió del agua de lugares lejanos y no siempre estuvo amenazada por la escasez de este elemento esencial.

Vivir en xalapa - xalapo.com
1774 Plan y vista del pueblo de Xalapa

Porque en un principio, diría un famoso libro, fue el agua… Bueno, en la creación bíblica fue el día o la luz o lo que haya sido (los temas religiosos no son mi fuerte); pero aquí en Xalapa en un principio fue el agua; no por nada significa: manantial en la arena; y no por nada también, los asentamientos humanos que dieron origen a nuestra ciudad se establecieron cerca de algunos cuerpos del inapreciable liquido. 

Así entonces, Xallitic, Techacapa, Tecuanapan y Xallapan, fueron puntos claves desde donde se fue integrando lo que hoy conocemos como Xalapa; con esta evidente vocación hídrica, lo natural sería que por cualquier punto de la ciudad brotaran manatiales que rebosaran los bordes de añejas fuentes; aunque, efectivamente, el agua sí brota por donde sea, pero no es de las fuentes, sino de la vieja red hidráulica.

Y es que así como el agua tuvo una significativa importancia y una relativa abundancia en nuestro subsuelo; también fue (y lo sigue siendo) mal aprovechada, dilapidada tontamente y definitivamente desperdiciada al grado tal que, por citar una barrabasada, en tiempos no tan lejanos, un alcalde, de cuyo nombre prefiero no acordarme (buena salida para no buscar el nombre en los archivos), mandó a conectar el agua que aún manaba, en el antiguo barrio de Techacapa, al drenaje; y tapó con concreto cualquier huella de éste, con tal de “continuar con la urbanización del centro de la ciudad”.

XALLITIC - xalapo.comOtro ejemplo de lo anterior sería la manera en que se desaprovecha el manantial del barrio de Xallitic, pues, en los tradicionales lavaderos, sólo algunas mujeres hacen uso del agua que surge de ahí para lavar ropa. 

De esta manera, acotan los cronistas, se han ido perdiendo otros nacimientos de agua que había por diferentes puntos de la ciudad. Por citar algunos mencionaré el del parque de Los Tecajetes (que actualmente surte un estanque de peces de colores); otros más, cuyas evocaciones se pierden en los recuerdos de los habitantes más venerables de Xalapa, pues se refieren los nombres, pero no la ubicación exacta; así tenemos que señalan el manantial de San Pedro, el del Infiernillo, el ya mencionado, Techacapa; Los Ameles, el Coquet, el de la familia Cerdán, el de la Calavera, el de las señoritas Terán, el ojo de agua y tantos otros que llenaban de suaves arrullos las callejuelas soñolientas de un Xalapa que ya se fue y cuyas aguas, que nutrían berros y amparaban ranas cantoras, se secaron o se fueron a los caños en pro del progreso y la modernidad.

Vivir en xalapa - xalapo.comHoy, lo que vemos, y padecemos, es muy diferente. Cada temporada de estiaje hay tandeos de agua y cada vez duran más, lo cual no sólo es consecuencia del exagerado crecimiento de la ciudad, sino también de la deforestación terrible a la que hemos sometido las cuencas hídricas que nos abastecen de agua.

Si no hacemos algo pronto, no sólo tendremos tandeos en épocas de estiaje, sino que serán todo el tiempo. ¡Aguas! Literalmente.

Alejandro Hernández Hdez.

Comentarios, sugerencias o reclamos: motardxal@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios