Xalapresa

0
65
Xalapa - xalapo.com

Xalapresa


Marginalia

Por Amolián Elvéin

En Xalapa hay muchas cosas. En el poco tiempo que llevo aquí me he dado cuenta de que su identidad son los hot dogs de 3x$25, los salarios miserables a menos de que trabajes para el gobierno, el tráfico estúpido y las manifestaciones. Quizá los elotes de los Lagos, el centenar de bares o ese característico olor a cigarro de algo que no es tabaco en las esquinas, la lluvia que nunca está ausente. Pero más que menos es esa la fórmula.

Pero Xalapa es una ciudad hermosa. Mucho de su arquitectura no ha cambiado –según me dicen- desde hace décadas. Siempre hay algún evento cultural al qué asistir y, mucho que visitar. No es pues, como mi natal Córdoba, donde el esparcimiento se limita a ir al cine a ver un asesinato en tiempo real, encontrar un cadáver en algún rincón o ser testigo de un secuestro. En Xalapa no he podido –afortunadamente- atestiguar nada de eso. Lo hay, sin duda, pero en menor medida.

Xalapa - xalapo.comUna de las cosas que más me gustan de Xalapa es pasarme por la tabaquería y charlar con los que ahí se reúnen. La cercanía con Coatepec, Xico y Naolinco. El clima que, como motociclista es una patada en las bolas, pero que no deja de ser el idóneo para irse al café, ponerse a leer, filosofar, tirar indirectas en twitter/facebook y todo eso que los intelectuales saben bien.

Pero a Xalapa está llevándosela el carajo. La economía cada vez es peor. Los empleos son mediocres y los empleadores están viviendo en 1936. Lo que importa es que otros se jodan, no progresar, y sobre eso; las manifestaciones.

Siempre voy a estar a favor de manifestarse. Siempre hay que defender lo que es justo. Exigir al gobierno o a quien sea lo que corresponde. Pero sinceramente, no mamen.

Manifestarse por la misma razón todos los días y hacerles la vida imposible a cientos o miles de personas por crear caos vial en una ciudad que tiene un tráfico sumamente estúpido, es no tener tantita madre.

Si una vez dije que era muy cómodo ser activista de sofá y quejarse de todo en las redes sociales, o defender el socialismo desde el iPad, hoy tengo que decir que quejarse de todo en las calles es peor.

No pueden hacer siempre lo mismo y esperar un resultado diferente.Xalapa - xalapo.com

A los que trabajan en gobierno en Xalapa les dan un curso intensivo de cómo hacer concha y no importarte una mierda nada que no seas tú mismo. Las manifestaciones sirven para que los medios tengan algo de qué hablar a lo local, pero nada más. No porque manifestarse sea tanto malo como inútil, porque es todo lo contrario; pero aquí no funciona así.

Se quejan unos porque no les han pagado, se quejan otros porque no les han cumplido. Se quejan otros por pleitos políticos, llegan más a exigir sus derechos insatisfechos. Otros van y se desnudan y la mayoría no sabe bien por qué. ¿En qué afecta eso a los gobernantes, a los destinatarios de la queja? No en mucho, quizá en nada.

Manifestarse. Mostrar el repudio a un individuo o un grupo. No recibir respuesta. Joderle la vida a media ciudad que necesita ir a trabajar o a realizar cualquier actividad, salir en las noticias y no recibir nada –sin contar por lo oscurito-. ¿De qué sirve?

No soy activista ni quiero serlo, pero he participado en varias manifestaciones y como periodista he cubierto muchas más. Lo que he visto es que los resultados se dan en negociaciones ajenas a ello. Por llamadas telefónicas y controles políticos. Y no me crean, pero eso está mal.

Xalapa - xalapo.comTampoco es que me guste la violencia, soy más bien de irme a tomar un café y platicar, hasta con un enemigo se puede llegar a buen puerto si se habla lo suficiente. Simplemente, en algunos casos, el tipo no entiende razones y, con alguien que no está aceptando la realidad, no se puede razonar, y es ahí cuando hay que cerrar el puño y tirar unos dientes: si de verdad quieren que les paguen, si de verdad quieren que les den sus “apoyos”, que les brinden lo que ha sido prometido o simplemente, por lograr algo, no jodan al prójimo. Vayan a plantarse a las casas de los funcionarios, del gobernador, de los empleados de los que depende su objeto de deseo. No permitan que sus hijos entren a las escuelas, formen grupos que vigilen que no puedan ir a trabajar, ir a comer, ir a hacer nada. Pongan un cerco y no les permitan usar sus autos, salir o entrar de sus casas. Vayan e incendien un edificio de gobierno, quémenle el auto al tipo que se ha robado millones del erario, no sé, oblíguenlos a confrontar el problema a ellos, no a todos los habitantes de la ciudad.Xalapa - xalapo.com

Xalapa no puede ser el búnker de los irracionales. La razón debe articular las ideas y construirlas. La razón debe imponer las ideas, las demandas, políticamente. Se puede manifestar usando la razón. Debería ser posible.

La realidad es el concepto compartido que permite a muchos individuos funcionar en un conjunto. Quienes no asumen esa realidad, que siempre es colectiva, son marginados del sistema común con el que todos podemos interactuar. Compartan su realidad con quienes la desconocen, con quienes no están dentro del padecimiento que los aqueja. Compartan sus carencias con los políticos y poderosos que reprimen sus deseos, derechos y necesidades. Compartan con ellos su dolor.

A todos los demás hay que dejarlos vivir.

¿O estoy sumamente mal y no entiendo la ciudad ni a sus habitantes?

Se los dejo de tarea

@amolianelvein

Comentarios

comentarios